Santo Domingo, RD.- El economista y vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), doctor Antonio Ciriaco, advierte que el incremento de la deuda pública, como consecuencia de la crisis provocada por el nuevo coronavirus, podría provocar altos niveles de insostenibilidad, que se reflejarían con más énfasis en temas como la inflación y el tipo de cambio.

El catedrático universitario explica que los fondos gestionados por el Gobierno dominicano ante organismos internacionales disparará la deuda pública a un 63% (el equivalente a US$57,000 millones) lo que empujaría a quien encabece la nueva gestión gubernamental, que iniciaría en agosto de este año, a tener que realizar un pacto fiscal en el año 2021.

Durante un en vivo, a través de Instagram, con el periodista y profesor universitario Wellington Melo, el economista precisó que la eventual revisión de la estructura tributaria por parte del gobierno debería hacer énfasis en el aumento o disminución de los impuestos, y en analizar la calidad del gasto público, con miras a mejorarlo.

“Quien reciba las riendas de la nación, sin importar el partido, va quedar muy diezmado, por lo que tendrá que desarrollar esfuerzos para mejorar los ingresos tributarios y para retomar las sendas del crecimiento económico. Ese pacto fiscal podría estar estructurándose en el primer semestre del próximo año”, dijo Ciriaco durante la entrevista virtual.

“Todos los gobiernos están haciendo lo mismo, porque como consecuencia de la crisis provocada por el coronavirus las empresas han tenido una disminución drástica en sus actividades económicas; y en ese sentido, esas empresas necesitan recursos frescos”, agregó.

Sectores más golpeados por la crisis

En su exposición, Ciriaco apuntó que los sectores más golpeados por la presente crisis son los vinculados a la dinámica económica en el exterior (turismo, zonas francas y remesas). Estima que el país dejará de percibir unos US$11,000 millones por concepto de exportaciones de las zonas francas, las remesas se reducirán en un 25% y por la merma del turismo dejarán de ingresar US$636 millones.

“La recuperación económica de la República Dominicana va depender de cómo evolucione la economía en el exterior, por la dependencia que tiene el país en muchos renglones importantes de la economía”, subraya.

Estima que la recuperación económica del país debe producirse mediante la reactivación de los sectores internos (sector agropecuario y mipymes), por lo que define como positivo y oportuno que el Banco Central haya habilitado una ventanilla de liquidez a las pymes, por el orden de los 15 mil millones de pesos.

En otro orden, Ciriaco denunció que muchas empresas no están cumpliendo con la cuota que deben pagarle a los empleados, como parte de lo establecido en el Fondo de Asistencia Solidaria a Empleados, conocido por sus siglas: FASE. Llama al gobierno a llamar a capitulo a esas empresas para que cumplan.

Autor

Comparte la Noticia:

Por El Dinero