Washington acusó a funcionarios chinos de “actos represivos contra miembros de grupos de minorías étnicas y religiosas, así como a practicantes religiosos y espirituales dentro y fuera de las fronteras de China”

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, ha instado este martes a las autoridades de EE.UU. a levantar las restricciones de visado impuestas contra sus funcionarios o, de lo contrario, China promete tomar contramedidas recíprocas.

“Protestamos enérgicamente por estas sanciones, que violan gravemente la soberanía de la República Popular China. El mayor violador de los derechos humanos en el mundo es Estados Unidos”, declaró el vocero. “Si no se levantan estas sanciones contra los funcionarios chinos, daremos una respuesta recíproca”, aseguró.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, anunció este lunes que Washington impuso sanciones a funcionarios chinos a los que acusa de “actos represivos contra miembros de grupos de minorías étnicas y religiosas, así como a practicantes religiosos y espirituales dentro y fuera de las fronteras de China”.

“La acción de hoy impone restricciones de visado a funcionarios de la República Popular China a los que se cree responsables o cómplices de políticas o acciones destinadas a reprimir a practicantes religiosos o espirituales, miembros de grupos de minoría étnica, disidentes, defensores de derechos humanos, periodistas, organizadores laborales o de la sociedad civil y manifestantes pacíficos en China y fuera” del país, reza el comunicado del Departamento de Estado.

Autor

Comparte la Noticia: