La carrocería del coche eléctrico se montará sobre el chasis de una camioneta Chevy Squarebody y tendrá dobles ruedas traseras.

Un equipo de mecánicos se ha propuesto el sorprendente reto de convertir un vehículo eléctrico Tesla en un todoterreno con un motor diésel y con transmisión manual.

Para llevar a cabo este proyecto, denominado ‘Model D’, los responsables del canal de YouTube Rich Rebuilds han elegido un Tesla Model 3 siniestrado que encontraron en un depósito de chatarra y que presenta graves daños en la parte delantera.

La carrocería del Model 3 será montada sobre el chasis de una camioneta Chevy Squarebody y la equiparán con un motor diésel 4BT Cummins y con transmisión manual sacado de una vieja furgoneta. Entre algunas especificaciones de fábrica de este motor destaca su potencia, que es de 120 caballos y 2.800 revoluciones por minuto.

Además, el Model D tendrá dobles ruedas traseras, lo que debería permitirle remolcar casi 7 toneladas de peso. De momento, en Rich Rebuilds no han precisado la fecha en la que podría estar listo este inusual coche.

Autor

Comparte la Noticia: