También se han encontraron ciertos discos decorados con diferentes ilustraciones y, curiosamente, enterrados boca abajo

Arqueólogos de la Universidad Nacional Australiana (ANU, por sus siglas en inglés) han descubierto en Laos 15 nuevos sitios con más de cien ‘tinajas de los muertos’ de un milenio de antigüedad, reporta el sitio oficial de la institución. Con ayuda de funcionarios gubernamentales locales, los científicos localizaron 137 tinajas de piedra en una zona boscosa y montañosa remota de Laos.

os expertos opinan que, posiblemente, se utilizaban como vasijas de enterramiento o urnas funerarias, aunque no se sabe con exactitud cuál era su próposito original ni quienes las construyeron.

El emblemático páramo de las tinajas de Laos —que concentra miles de estos recipientes— se encuentra en el área arqueológica de Xieng Khouang, en la parte norte del país. No obstante, los recientes hallazgos evidencian que la distribución de esos frascos era mucho más amplia de lo que se creía. Según expertos de la ANU, estos nuevos datos podrían arrojar luz sobre el enigma de su origen.

Se sabe que las tinajas —algunas de las cuales pesan varias toneladas— fueron talladas en canteras y luego transportadas a sus ubicaciones actuales desde una distancia que a menudo era de varios kilómetros. Sin embardo, no queda claro cómo se transportaban y bajo qué criterios se elegía el lugar de su alojamiento.

Nuevas cuestiones

El doctor Dougald O’Reilly, uno de los líderes del grupo arqueológico, explica que en torno a las tinajas halladas en el transcurso de los recientes excavaciones, se encontraron ciertos discos tallados con ilustraciones de animales, figuras humanas y círculos, que, supuestamente, servían de lápidas de enterramiento. 

“La talla decorativa es relativamente rara, no sabemos por qué algunos discos tienen imágenes de animales y otros cuentan con diseños geométricos”, sostiene O’Reilly, citado por el medio. Curiosamente, la parte decorada de cada disco fue enterrada boca abajo. 

Además, los científicos descubrieron numerosas tinajas de arcillas que representan una versión en miniatura de los frascos gigantes.

“Nos encantaría saber por qué estas personas representaban en miniatura los mismos frascos en los que colocaban a sus [familiares] muertos para ser enterrados con ellos. Hemos visto frascos megalíticos similares en Assam, La India, y en Célebes, Indonesia, y nos gustaría investigar las posibles conexiones en la prehistoria entre estas regiones dispares”, admite O’Reilly.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.