Como consecuencia del aumento de la temperatura de sus aguas superficiales, se han comenzado a formar cristales de carbonato de calcio.

En la actualidad, se estima que cada año los océanos absorben cerca del 25 % del dióxido de carbono (CO2) emitido a la atmósfera por las actividades antropogénicas, por lo que, al capturar grandes cantidades de este contaminante responsable del calentamiento global, juegan un papel fundamental en la regulación del clima. Sin embargo, a medida que su temperatura aumenta, estos pierden su capacidad de realizar este proceso.

El sobrecalentamiento del Mediterráneo ha provocado un proceso conocido como sedimentación, en el que el flujo de corrientes frías de las profundidades hacia la superficie se ve interrumpido, por lo que las aguas superficiales continúan calentándose, modificando el equilibrio del sistema de carbono. Como consecuencia de este fenómeno, se han formado cristales de carbonato de calcio, de acuerdo a un artículo publicado en Scientific Reports.

Durante su investigación, los científicos utilizaron trampas de sedimentos en las aguas del sureste del Mediterráneo, una de las regiones con un calentamiento más rápido y con menor concentraciones de nutrientes. Tras analizar las muestras, descubrieron por primera vez en este mar la presencia de cristales de aragonito de origen inorgánico, un tipo de carbonato de calcio hallado en las conchas y esqueletos de varios organismos marinos.

Modelo esquemático de la formación de aragonito en el Mediterráneo oriental.Bialik, M; Sisma-Ventura, G; et.al

La precipitación de este compuesto en el océano es mayoritariamente provocada por organismos vivos y es el resultado de un proceso muy complejo. Sin embargo, señalan los académicos, los resultados de su investigación demuestran que este proceso puede ser inducido cinéticamente por el calentamiento del agua superficial y la estratificación prolongada, que resulta en un estado de saturación de aragonito.

Anteriormente, la producción abiótica de carbonato de calcio se había observado únicamente en aguas poco profundas del Golfo Pérsico y cerca de las Bahamas, durante los llamados ‘eventos de blanqueamiento’, en los que el aragonito se precipitó en las aguas superficiales, volviéndolas de color blanco lechoso.

Descubren qué provoca el aumento a "ritmo alarmante" de la temperatura de las aguas del Pacífico sur

Descubren qué provoca el aumento a “ritmo alarmante” de la temperatura de las aguas del Pacífico sur

A pesar de que los expertos aún desconocen el factor que desencadena la solidificación del aragonito, se sabe que durante el proceso se liberan grandes cantidades de dióxido de carbono. Se estima que entre el 12 % y 15 % de este gas emitido a la atmósfera por el Mediterráneo es producto de la precipitación del carbonato de calcio.

De acuerdo a Or Bialik, coautor de la investigación, “la formación de cristales de aragonito puede interferir en la capacidad del agua para absorber el CO2 atmosférico, y, por tanto, en la forma en que el océano reduce los niveles del gas que calienta el planeta”. Incluso, concluye la investigación, de alcanzar niveles extremos, la precipitación de carbonato de calcio podría convertir los océanos en emisores de este gas.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.