Este tipo de engaño acústico, cuando un animal inofensivo imita a otro peligroso, se había encontrado previamente en algunos insectos, pero nunca antes había sido descrito en mamíferos.

Los murciélagos ratoneros grandes (‘Myotis myotis’) imitan el zumbido de abejas y avispones para ahuyentar a los búhos, según un estudio de biólogos italianos publicado en Current Biology.

Estas aves rapaces tienen solo un 53,7 % de posibilidades de reconocer correctamente la fuente de un sonido, determinaron los científicos, por lo que por prudencia evitan atacar tanto a los insectos con aguijones como a los murciélagos que los imitan.

Danilo Russo, de la Universidad de Nápoles Federico II, se vio sorprendido por primera vez por ese extraño zumbido hace más de dos décadas mientras trabajaba con murciélagos como estudiante de doctorado. Solo recientemente, logró reunir al equipo adecuado de investigadores para analizar el fenómeno.

“Noté que cuando tocábamos a los murciélagos para sacarlos de la red o procesarlos, zumbaban como avispas o avispones”, explicó Russo, citado por NewScientist.

Russo y sus colegas comenzaron comparando grabaciones de zumbidos de ejemplares de ‘Myotis myotis’ con el de insectos como abejas y avispones. Cuando el equipo limitó la frecuencia de los sonidos para reflejar cómo los escucharía un búho, observaron que los zumbidos de los murciélagos y los insectos se parecían aún más.

A continuación, reprodujeron una serie de sonidos a ocho lechuzas comunes (‘Tyto alba’) y ocho cárabos comunes (‘Strix aluco’). La mitad de estos animales eran salvajes, mientras que la otra mitad había sido criada en cautiverio.

Cada estrigiforme escuchó cuatro sonidos de un altavoz: un murciélago zumbando, una abeja occidental, un avispón europeo y una vocalización de murciélago sin zumbido.

VIDEO: Destruyen el primer nido de avispón asiático del 2021 en EE.UU., con cerca de 1.500 ejemplares 'asesinos' en varias etapas de desarrollo

VIDEO: Destruyen el primer nido de avispón asiático del 2021 en EE.UU., con cerca de 1.500 ejemplares ‘asesinos’ en varias etapas de desarrollo

En todos los casos, las aves se alejaron del parlante cuando escucharon un zumbido. Sin embargo, cuando oían vocalizaciones de murciélagos que no zumbaban, se acercaban a la fuente del sonido.

El equipo clasificó el comportamiento de los murciélagos ratoneros como un ejemplo del llamado mimetismo batesiano, es decir, la imitación de señales de una especie no comestible o peligrosa por parte de animales comestibles o inofensivos para confundir a sus depredadores. 

El más común es el mimetismo visual, es decir, cuando un animal inofensivo adopta una apariencia externa similar a la de una especie peligrosa.

Mientras tanto, la imitación acústica es mucho menos común, y aunque se había identificado anteriormente en insectos, se trata de la primera vez que este tipo de comportamiento es descrito en mamíferos. 

En el siguiente video se puede escuchar el zumbido de imitación realizado por los murciélagos del estudio.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.