La investigación se basa en los datos obtenidos por el módulo de aterrizaje de la misión InSight de la NASA que exploró la llanura marciana Elysium Planitia en 2018.

Científicos estadounidenses han descubierto en el subsuelo marciano una pluma de manto activa capaz de provocar sismos, fallos y erupciones volcánicas, desafiando la percepción de Marte como un planeta muerto, donde se creía no hubo ningún proceso significativo en los últimos 3.000 millones de años.

El grupo investigador revisó los puntos de vista actuales sobre la evolución geodinámica marciana en su estudio publicado en la revista Nature Astronomy. El nuevo trabajo sugiere que la superficie engañosamente tranquila de la llanura Elysium Planitia, cerca del ecuador del planeta rojo, puede ocultar un interior más tumultuoso de lo que se pensaba anteriormente.

Cómo la NASA traerá muestras de Marte a la Tierra (VIDEO)

Cómo la NASA traerá muestras de Marte a la Tierra (VIDEO)

“Nuestro estudio presenta múltiples líneas de evidencia que revelan la presencia de una pluma de manto activa gigante en el Marte actual”, dijo Adrien Broquet, de la Universidad de Arizona, y precisó que el fenómeno “afectó un área de Marte aproximadamente equivalente a la de Estados Unidos continental”.

A diferencia de otras regiones volcánicas del planeta rojo, que no han experimentado una gran actividad durante miles de millones de años, Elysium Planitia tuvo grandes erupciones en los últimos 200 millones de años, explican los autores.

“Tenemos pruebas sólidas de que las plumas del manto están activas en la Tierra y Venus, pero esto no se espera en un mundo pequeño y supuestamente frío como Marte”, indicó el investigador Jeffrey Andrews-Hanna.

“El trabajo anterior de nuestro grupo encontró evidencia en Elysium Planitia de la erupción volcánica más joven conocida en Marte”, continuó Andrews-Hanna. “Creó una pequeña explosión de ceniza volcánica hace unos 53.000 años, que en tiempo geológico es esencialmente ayer”, agregó.

La investigación se basa en los datos obtenidos por el módulo de aterrizaje de la misión InSight de la NASA que exploró la llanura en 2018.

Recientemente, el equipo InSight descubrió que casi todos los martemotos provienen de la región de Cerberus Fossae, un conjunto de fisuras jóvenes que se extienden por más de 1.200 kilómetros a través de la superficie marciana. Aunque esta joven actividad volcánica y tectónica había sido documentada, la causa subyacente seguía siendo desconocida.

El hallazgo de una pluma mantélica activa influirá en las interpretaciones de los datos sísmicos registrados por InSight, ya que ahora se debe tener en cuenta el hecho de que esta región es inusual para Marte, recuerdan los investigadores.

“Tener una pluma de manto activa en Marte es un cambio de paradigma para nuestra comprensión de la evolución geológica del planeta”, dijo Broquet.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.