El Comité Internacional de la Cruz Roja tampoco “tomó medidas prácticas para organizar el convoy humanitario ni formar las líneas de autobuses”, según Mijaíl Mizíntsev.

El jefe del Centro Nacional de Gestión de la Defensa de Rusia, el coronel general Mijaíl Mizíntsev, declaró este sábado que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados no se mostró preparado para realizar operaciones humanitarias en la ciudad de Mariúpol destinadas a evacuar a civiles ucranianos y ciudadanos extranjeros.

De acuerdo con el representante del Ministerio de Defensa ruso, estaba previsto que las operaciones humanitarias programadas para el 31 de marzo, el 1 y el 2 de abril —a petición del presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el canciller de Alemania, Olaf Scholz—  contaran también con la participación directa del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Ministerio ruso de Defensa: Milicias de Donetsk derriban dos helicópteros que evacuaban a nacionalistas ucranianos desde Mariúpol

Ministerio ruso de Defensa: Milicias de Donetsk derriban dos helicópteros que evacuaban a nacionalistas ucranianos desde Mariúpol

Según Mizíntsev, el organismo de la ONU recibió una notificación previa sobre las operaciones planificadas, pero comunicó la falta de preparación para llevar a cabo las evacuaciones durante el período establecido. 

Mientras, el representante ruso también precisó que el Comité Internacional de la Cruz Roja mostró su disposición a participar en las operaciones previstas para el 1 y el 2 de abril, pero “no tomó medidas prácticas para organizar el convoy humanitario ni formar las líneas de autobuses”.

“Los representantes de la organización, que declaran ante la comunidad internacional sus principios humanitarios encaminados a salvar a los residentes de Mariúpol, en la práctica mostraron su incapacidad de brindar cualquier apoyo a organizar la evacuación de los civiles [ucranianos] y ciudadanos extranjeros de Mariúpol”, lamentó.

Al mismo tiempo, denunció que, tras la salida de los autobuses de la ciudad de Zaporozhie rumbo a Mariúpol, los representantes de la organización humanitaria hacían paradas no programadas y se desviaban en direcciones desconocidas.

“Como resultado de dichas acciones, el convoy no pudo llegar a Mariúpol y, al final del pasado 1 de abril, llegó a un punto intermedio en la ciudad de Berdiansk”, explicó Mizíntsev, agregando que la segunda parte del convoy de autobuses también partió de Zaporozhie con un retraso “inexplicable” y por el momento ni siquiera ha llegado a Berdiansk. 

“Ucrania no cumplió sus obligaciones”

“La única excusa para el personal del Comité Internacional de la Cruz Roja es que la parte ucraniana no cumplió sus obligaciones de abrir un corredor humanitario a Mariúpol”, señaló el funcionario. Según Mizíntsev, los “milicianos de las formaciones nacionalistas” ucranianas no respetaban el alto al fuego y disparaban “indiscriminadamente” usando armas ligeras y morteros en casi todas las direcciones, incluida la del corredor humanitario programado.

En total, los militares rusos, “sin participación alguna de la parte ucraniana”, lograron evacuar desde Mariúpol a 121.497 personas, entre ellas 2.464 evacuadas en la última jornada.

Por otra parte, Mizíntsev detalló que desde las 10:00 (hora de Moscú) la parte rusa abrió otros corredores humanitarios desde Kiev, Chernígov, Sumy y Járkov rumbo a Rusia y las fronteras occidentales de Ucrania. No obstante, las autoridades ucranianas no aprobaron ningún corredor humanitario con salida a Rusia.

Autor

Comparte la Noticia: