El país escandinavo considera opciones para reforzar sus capacidades de defensa tras el lanzamiento de la operación militar especial de Rusia en Ucrania.

La adhesión a la OTAN es una de las alternativas al estatus actual de Finlandia pero hay que considerar los riesgos, ha afirmado el presidente finlandés Sauli Niinisto.

En declaraciones a The Financial Times, el mandatario señaló que ingresar a la Alianza Atlántica es una de las dos principales opciones que tiene Finlandia, al encontrarse fuera del bloque militar pero dentro de la Unión Europea. La segunda alternativa es reforzar su cooperación militar con la vecina Suecia y Estados Unidos.

“Comprendo muy bien que, por ejemplo, [con la adhesión a] la OTAN podría parecer que se acabarían nuestras preocupaciones. Pero todas las alternativas incluyen riesgos que tenemos que reconocer. En este momento, el mayor riesgo es la escalada de la situación en Europa”, dijo el presidente.

Rusia vuelve a utilizar misiles hipersónicos contra objetivos militares en Ucrania

Rusia vuelve a utilizar misiles hipersónicos contra objetivos militares en Ucrania

Tanto Finlandia, como Suecia llevaban años oponiéndose a la idea de unirse a la OTAN en un aparente intento de mantener la neutralidad entre Rusia y Occidente, pero esa dinámica cambió después del inicio de las acciones militares de Moscú en Ucrania el 24 de febrero pasado.

Una encuesta de la emisora finlandesa Yle mostró la semana pasada que más de la mitad de los ciudadanos apoyaría la entrada del país escandinavo a la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Un 62 % de los encuestados se pronunciaron a favor y un 16 % se mostraron en contra. Durante décadas, el apoyo a la incorporación se mantenía alrededor del 20 %.

El Gobierno finlandés está preparando un libro blanco sobre las opciones de seguridad para el país, incluida la membresía de la OTAN. Se prevé que el Parlamento tome una decisión sobre la potencial solicitud de ingreso en los próximos meses.

Autor

Comparte la Noticia: