Las madres codependientes de sus hijos asumen un rol de sobreprotección frente a ellos, en especial cuando éstos presentan conductas adictivas como el alcoholismo y consumo de sustancias (drogas).

Tratan de cubrir la irresponsabilidad de sus hijos pagándoles deudas, pagando servicios legales para sacarles de la cárcel, comprándole bienes como motores y vehículos: frente a la interminable promesa de que cambiarán; y las madres o padres codependientes, caen una y otra vez sin que el cambio llegue.

El cambio que se debe dar es en el padre o madre codependiente y que esto permita que el hijo adicto, irresponsable o que viola la ley, pueda pagar las consecuencias de sus actos.

Así es posible que el hijo o hija cambie

 Mientras llevemos una sombrilla detrás de nuestros hijos para evitar que no se mojen ellos no cambiarán. Estarán cómodos en ese rol teniendo padres que les pagan las cuentas, le alquilan casas y le sostienen los vicios.

 Este problema de la codependencia va en aumento, debido a la gran cantidad de niños y adolescentes que caen a diario en el consumo de drogas, trayendo dolor a los padres, a la pareja y a toda la familia.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.