Victimario

Se puso un uniforme de trabajador de la presa para poder burlar a los miembros de la policía y penetró al lugar donde daban el último adiós a su hijo

Azua, RD.- El hombre que la noche del pasado martes ahorcó a su hijo en la comunidad Orégano Grande, se apareció camuflajeado en el velatorio y asesinó a otra persona, cayendo luego abatido a manos de la policía. 

Marquito Beltré, quien según su propio testimonio a través de un audio, acabó con la vida de su hijo de 18 años, se puso un uniforme de trabajador de la presa de Monte Grande, para poder burlar a los miembros de la policía y penetró al lugar donde daban el último adiós a su hijo, con el fin de acabar también con la madre del occiso. 

Según testigos que se encontraban en el lugar donde estaba siendo velado el hijo del homicida, Marquito llegó disparando con una escopeta y le quitó la vida a un hombre conocido como Manolín. 

Informaron también, que ante el comportamiento agresivo que manifestó el hombre que hasta ese momento andaba prófugo de la justicia, los miembros de la policía se vieron obligados a dispararle, muriendo posteriormente camino al hospital. 

Autor

Comparte la Noticia: