La Fiscalía Nacional Financiera anunció que a finales de octubre inició dos pesquisas sobre “las condiciones de intervención de empresas de consultoría en las campañas electorales de 2017 y 2022”.

La Justicia francesa puso en marcha investigaciones sobre la presunta financiación ilegal de las campañas del presidente francés Emmanuel Macron en las elecciones de 2017 y 2022, y en particular acerca del papel de la consultora McKinsey, informó este jueves el diario francés Le Parisien.

Así, la Fiscalía Nacional Financiera (PNF, por sus siglas en francés) anunció en un comunicado que a finales de octubre inició dos investigaciones sobre “las condiciones de intervención de empresas de consultoría en las campañas electorales de 2017 y 2022”.

En detalle, una investigación judicial está relacionada con cargos de “no conformidad de las cuentas de campaña” y de “reducción de elementos contables en una cuenta de campaña”; y la otra, con cargos de “favoritismo” y “encubrimiento de favoritismo”, detalla el documento. Sin embargo, no precisa a qué campañas se refiere en cada caso ni quién se podría haber beneficiado de ello.

Macron dice que los franceses no tienen más remedio que "trabajar más"

Macron dice que los franceses no tienen más remedio que “trabajar más”

Tales investigaciones siguen a una pesquisa iniciada en marzo de este año a raíz de un informe del Senado, que se centró en el presunto blanqueo de capitales por parte de la oficina de McKinsey con sede en París, que aparentemente no había pagado impuestos de sociedades durante los últimos 10 años.

El comunicado de la PNF llega horas después de un reporte del medio Le Parisien, que pone a Macron en la mira de investigaciones dirigidas a “aclarar la situación de varios procesos penales” iniciados tras el informe senatorial.

Según el reporte, entre 2018 y 2021 los contratos firmados entre el Estado y consultoras privadas se habrían “más que duplicado”, hasta alcanzar 1.000 millones de euros el año pasado. Además, se denuncia que ese incremento en los contratos se llevó a cabo sin la debida transparencia, con McKinsey como una de las principales beneficiarias, recoge Le Monde.

El medio reveló además que consultores o exconsultores de McKinsey participaron voluntariamente en 2017 en la campaña electoral del actual presidente francés. Tras la victoria de Macron, algunos de ellos pasaron a ocupar puestos de responsabilidad en su partido, La República en Marcha (LREM), o en gabinetes ministeriales de su Gobierno.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.