María Eugenia Capuchetti había sido recusada por la vicepresidenta argentina por “irregularidades y arbitrariedades desde el primer día”.

La jueza María Eugenia Capuchetti, a cargo de la causa por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner, delegó este miércoles la investigación en la Fiscalía, informaron fuentes judiciales a la agencia Télam

La magistrada tomó la decisión luego de una serie de cuestionamientos de parte de la querella que representa a la exmandataria, que la recusó por supuestamente demorar y omitir líneas de investigación. 

Si bien la jueza rechazó su recusación y elaboró un informe con el que pretendió contrarrestar las críticas de la querella, Capuchetti buscó una salida alternativa para intentar descomprimir la tensión en torno a la causa y la delegó.

"Recién intentamos matar a Cristina": La vicepresidenta argentina revela un mensaje del día del atentado

“Recién intentamos matar a Cristina”: La vicepresidenta argentina revela un mensaje del día del atentado

“Encontrándose la recusación ante ese tribunal [la Cámara Federal porteña], debo hallar un remedio procesal que propenda a la mejor administración de justicia y a la validez de los actos que se tomen, en lo sucesivo, con ese norte”, señaló Capuchetti en un escrito.

A partir de ahora, será el fiscal Carlos Rívolo quien tomará el mando de las pericias por el intento de asesinato ocurrido el pasado 1 de septiembre. 

La semana pasada, la vicepresidenta detalló las razones que la llevaron a recusar a la jueza Capuchetti por “irregularidades y arbitrariedades desde el primer día”.

Mediante un escrito de 37 páginas, que lleva la firma de los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldazabal, Fernández de Kirchner aseguró que Capuchetti “ni sabe ni quiere investigar”. En esa línea, aseguró que hay sospechosos vínculos entre los responsables del ataque y empresarios y políticos del macrismo que la jueza no profundizó.  

“Estamos ante una de las causas más relevantes de nuestra historia democrática, y necesitamos que la investigación esté liderada por alguien voluntarioso y que las decisiones las tome un juez imparcial, comprometido con la verdad y la justicia, y no con no molestar a quienes no hay que molestar”, indicó en el documento. 

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.