Helena sufre a los 40 años porque su madre se fue a vivir a España cuando ella tenía cinco años. No la vio en sus cumpleaños no celebrados, no conoció su primer novio. Su madre tampoco asistió a su matrimonio. 

La volvió a ver cuando cumplió 25 años y ya tenía dos niños. Su madre está muy enferma, le exige a su hija cuidados; pero hay un remordimiento por las deudas de amor que tiene la madre con su hija. Helena llora y se desvela recordándo su pasado y se descuida en disfrutar su presente. 

Su esposo y sus hijos la aman, pero el pasado familiar la hace sufrir. Teme que Ricky, su marido, la abandone. Se ha tornado celosa y no concibe un nuevo abandono, como el que le ocasionó su madre.

La vida nos transcurre con altas y bajas. Con momentos felices y otros de nostalgia.

 Alonso soñaba con ser ingeniero civil, pero después de terminar el bachillerato no pudo ir a la capital a terminar su carrera. Eligió otra profesión que se impartía en su pueblo. Vive de ese oficio, pero no le gusta. Se lamenta que por la pobreza de sus padres no pudo alcanzar su sueño. Se deprime con frecuencia. Siempre está triste y se queja del trabajo que realiza.

Debemos aceptar las cosas que ya no podemos cambiar. Nuestros pensamientos deben ser educados para que estén a nuestro favor. Debemos evadir los pensamientos de culpa que nos dan tristeza. Hay que ver la vida con optimismo. Tenemos que lograr la fortaleza espiritual para enfrentar las desgracias, enfermedades y crisis económicas.

Nuestros pensamientos definen nuestros sentimientos y emociones. La felicidad tiene mucho que ver con la forma en que pensamos, más que con nuestras circunstancias. Es necesario aprender a educar nuestros pensamientos viviendo el presente o sea el aquí y el ahora. 

De esa manera podemos evadir las preocupaciones del futuro y los remordimientos y culpas del pasado. Al cambiar y educar nuestros pensamientos podemos ver la felicidad como algo realizable y a lo que tenemos derecho los seres humanos, a pesar de nuestras circunstancias adversas.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.