Con seis reactores de agua a presión, la central puede generar 48.000 millones de kilovatios al año.

El primer proyecto de calefacción de energía nuclear del noreste de China está listo para suministrar calor este invierno a los hogares de Hongyanhe, una ciudad en la provincia de Liaoning, reporta el canal estatal CGTN.

Según se informa, la unidad 6 de la planta ha entrado en pleno funcionamiento y está preparada para proporcionar calefacción a los residentes locales en un área de 242.400 metros cuadrados en la ciudad.

La central, que costó casi 90.000 millones de yuanes (12.560 millones de dólares), es la planta de energía nuclear en funcionamiento más grande del país asiático y la tercera más grande del mundo, con una capacidad instalada total de 6,71 gigavatios (GW) que abarca seis reactores de agua a presión.

China apuesta por un programa de energías renovables, ¿podrá impulsar su economía?

China apuesta por un programa de energías renovables, ¿podrá impulsar su economía?

Si las seis unidades funcionan a plena capacidad, la central puede generar 48.000 millones de kilovatios al año, lo que representa alrededor del 20 % del uso total de energía de Liaoning, el equivalente a reducir las emisiones de dióxido de carbono en alrededor de 39,93 millones de toneladas.

El desarrollo ayudará a garantizar el suministro durante el invierno en la región, que enfrentó graves cortes de energía el año pasado. La calefacción basada en energía nuclear se considera una buena solución para las áreas urbanas afectadas por el aire contaminado y los gases de efecto invernadero emitidos por los combustibles fósiles, ya que no libera dióxido de carbono y calienta los hogares de manera más eficiente, según el medio.

Por otro lado, la unidad 2 de la planta de energía nuclear de Taipingling, en la provincia de Guangdong, en el sur del país, completó el domingo la instalación de su domo de contención. El desarrollo muestra que la construcción de plantas de energía nuclear en flotas que utilizan Hualong One, un reactor nuclear de tercera generación diseñado en China, avanza de manera ordenada.

La medida se produce en un momento en el que Pekín avanza rápidamente en la construcción de sus propios reactores nucleares para expandir la producción de energías limpias e impulsar la independencia energética en medio de los desafíos energéticos globales.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.