La operación incluye el aseguramiento de 33 inmuebles distribuidos en los departamentos de Francisco Morazán, Olancho y Lempira, ocho sociedades mercantiles, 16 vehículos y productos financieros.

Las autoridades de Honduras han iniciado la incautación de la casa y otros bienes del expresidente Juan Orlando Hernández, previo a que sea extraditado a EE.UU., informó el Ministerio Público.

La operación es ejecutada por la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO), en conjunto con la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN).

De acuerdo con el Ministerio Público el operativo incluye “el aseguramiento e incautación de los bienes muebles, inmuebles, sociedades mercantiles y productos financieros“, vinculados al núcleo familiar del exmandatario.

En concreto, son 33 inmuebles distribuidos en los departamentos de Francisco Morazán, Olancho y Lempira, ocho sociedades mercantiles, 16 vehículos y productos financieros.

Todo esto se lleva a cabo tras una investigación patrimonial y financiera sobre Hernández y su núcleo familiar, y determinar su presunta relación “con personas vinculadas al narcotráfico y con quienes en su momento existió relación transaccional financiera y de constitución de sociedades”.

La incautación y aseguramiento de los bienes fue autorizada por un juez del Juzgado de Letras de Privación del Dominio de Bienes de Origen Ilícito, tras la solicitud que presentó el Ministerio Público.

Extradición en puertas

El pasado lunes, la Corte Suprema de Justicia de Honduras ratificó la decisión del juez Edwin Ortez, de primera instancia, quien el 16 de marzo aprobó la extradición del exmandatario a EE.UU., donde es requerido por la Corte del Distrito Sur de Nueva York, acusado por delitos de narcotráfico.

La defensa del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández presenta un recurso de amparo para intentar frenar la extradición a EE.UU.

La defensa del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández presenta un recurso de amparo para intentar frenar la extradición a EE.UU.

Ante el fallo del máximo tribunal hondureño, la defensa del expresidente presentó un amparo ante la Sala Constitucional para intentar frenar la extradición.

Los abogados expusieron que el Pleno de la Corte Suprema de Justicia habría incurrido en una “violación de derechos reconocidos en la Constitución de la República y los tratados internacionales de protección de derechos humanos suscritos por Honduras”.

El exmandatario hondureño, quien entregó la presidencia el pasado 27 de enero y fue detenido el 15 de febrero, es acusado en EE.UU. de tres presuntos delitos: conspiración para importar una sustancia controlada a EE.UU. desde un lugar fuera del mismo, que incluye la fabricación, posesión y distribución de la droga; uso y porte de armas de fuego o ayudar e instigar a su uso, como ametralladoras y dispositivos destructivos, en apoyo para el tráfico de los narcóticos; así como otro más relacionado con el porte de armamento.

Autor

Comparte la Noticia: