El presidente francés precisó que se prevé que el operativo empiece “cuanto más rápido, mejor”.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado este viernes que su país, junto con Turquía y Grecia, llevará a cabo una “operación humanitaria excepcional” para evacuar a la población civil de Mariúpol, ciudad que actualmente es el escenario de algunos de los combates más intensos del operativo ruso en Ucrania.

“Vamos a trabajar con Turquía y Grecia para lanzar una operación humanitaria para evacuar a todos aquellos que deseen abandonar Mariúpol”, comunicó el mandatario francés tras la celebración de una cumbre del Consejo Europeo en Bruselas (Bélgica).

Macron precisó que se prevé que el operativo empiece “cuanto más rápido, mejor”, y se realizará “en coordinación” con el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, y otras autoridades ucranianas, así como con el alcalde de Mariúpol.

Civiles de Mariúpol temen provocaciones de los francotiradores y nacionalistas restantes

Civiles de Mariúpol temen provocaciones de los francotiradores y nacionalistas restantes

Por otra parte, indicó que también mantendrá una conversación con el presidente ruso, Vladímir Putin, “dentro de las próximas 48 a 72 horas para trabajar en los detalles y asegurar las modalidades”. “Espero poder involucrar a la mayor cantidad posible de partes interesadas en esta operación”, aseguró el político, agregando que espera poder iniciar la evacuación “en los próximos días”.

El pasado domingo, el jefe del Centro de Gestión de la Defensa Nacional de Rusia, el coronel general Mijaíl Mizíntsev, declaró que “en Mariúpol se ha producido una terrible catástrofe humanitaria como resultado de la anarquía de los nacionalistas ucranianos”.

“Desesperados y fuera de sí, los bandidos, al darse cuenta de que es imposible que Kiev les preste ayuda, han sembrado el terror en masa en los barrios de la ciudad que aún controlan. Al mismo tiempo, la información fiable que recibimos evidencia las horribles atrocidades de los milicianos enloquecidos por desesperación”, afirmó.

Pese a los acuerdos alcanzados entre Moscú y Kiev sobre la apertura de corredores humanitarios, muchos locales no pueden abandonar la ciudad, dado que las unidades de batallones nacionalistas ucranianos no les dejan salir, según informan desde el Ministerio de Defensa de Rusia.

Autor

Comparte la Noticia: