Operaciones disminuyen en más de US$2,232 millones y RD$74,908 millones el servicio de deuda para los períodos 2021 – 2027.

Santo Domingo, RD.-Independientemente de las opiniones, República Dominicana goza de un “manejo adecuado” de políticas fiscales y monetarias. Mientras el Banco Mundial califica de oportuna la respuesta del gobierno durante la pandemia, acciones que permitieron una rápida recuperación y alcanzar un crecimiento del 12.3% en el 2021, la Corporación Financiera Internacional (IFC) mantiene en el país su cartera comprometida más sólida en la región del Caribe.

Esa cartera incluye la banca, donde se destaca una importante actividad de asesoría y financiamiento en moneda local a través de emisiones de bonos de IFC. Sumado, la nación tiene la segunda economía de mayor crecimiento en América Latina y el Caribe (ALC) durante la última década.

Aunque a marzo del 2022 el saldo de la deuda externa e interna del sector público no financiero (SPNF) totalizó US$50,503.6 millones, representando el 47.2% del producto interno bruto (PIB) estimado, la revisión de la perspectiva de riesgo a estable de Fitch Group refleja una reducción del déficit y las necesidades de financiamiento desde su última revisión, lo que se traduce en la estabilización de la relación deuda del gobierno/PIB.

Las calificaciones de República Dominicana están respaldadas por un crecimiento robusto, a pesar de la alta carga de intereses de la deuda del Gobierno y su participación en moneda extranjera. Entre otros puntos destacables del informe está la relación interés/ingresos relativamente alta, 17.8% en 2021, que se redujo mediante operaciones de gestión de pasivos.

Recompra

Las transacciones de manejo de pasivos en el mercado local permiten, en pocas palabas, la disminución​ en el servicio de deuda. Tal como comunicó en su momento el ministro de Hacienda, José Manuel (Jochi) Vicente, estas operaciones obedecen a la estrategia de endeudamiento que posee la entidad estatal que dirige para darle sostenibilidad a la deuda pública, logrando reducciones importantes en el servicio de la misma en el corto y mediano plazo.

Dentro de estas operaciones se encuentran las permutas y las recompras. Mientras las primeras consisten en intercambiar una emisión que está próxima a vencer por otras emisiones de mayor duración, las segundas permiten la amortización anticipada de parte del saldo insoluto de una emisión mediante el pago en efectivo.

De estas últimas, en el 2020, por primera vez en el país se presentó al mercado de capitales una oferta de recompra de sus títulos con vencimiento en los años 2021, 2024 y 2025. Gracias es esa acción se canceló un monto total de US$1,260 millones, de los cuales solo US$1,132 millones serán para el período 2021-2025. Esta acción, además de disminuir el costo de la deuda pública (servicio por intereses) de 6.16% a 6.06%, aumentó el perfil de vencimiento del portafolio de deuda de bonos globales en dólares de 17.19 a 17.79 años.

La operación redujo en aproximadamente US$427 millones las obligaciones de pago para Gobierno en 2021. Para agosto del 2020, estas transacciones dieron como resultado la “operación de manejo de pasivos” más grande en el mercado local, la cual consistió en la recompra de RD$92,427.0 millones comprendido en 11 bonos en el horizonte de vencimientos 2022-2025.

La distribución de colocación de estos nuevos títulos destinados para la operación de manejos de pasivos ha sido de RD$23,807.7 millones en siete años y, el resto, RD$81,399 millones en 10 años. Como consecuencia, el costo de la deuda de los bonos en pesos emitidos en el mercado local disminuyó otros 66.2 puntos básicos, el tiempo promedio de madurez aumentó de 7.83 a 8.92 años, el servicio de deuda se redujo otros RD$74,908 millones para el período 2022-2027 y la deuda de SPNF sólo aumentó 0.65%.

Además, esas dos acciones representan manejos de pasivos por más de US$2,900 millones. Desde entonces, acciones similares se siguen efectuando. A finales del 2020, el Ministerio de Hacienda también asumió saldos pendientes de las líneas de crédito de las EDE por RD$26,229.1 millones (RD$17,517.7 millones y US$150 millones, con tasas de interés de 11.0% y 6.75%, respectivamente). Esta operación de manejo de pasivos sustituyó la deuda realizando una emisión de bonos domésticos con menores tasas de interés.

En 2022 se sumó otra operación de manejo de pasivos de bonos en dólares estadounidenses con la que se logró una reducción del servicio de la deuda de US$1,100 millones en el período 2022-2024, de los cuales US$190.3 millones corresponden a ese año. De igual manera, esta operación disminuyó el costo de deuda en tres puntos básicos y aumentó la madurez promedio de los bonos en dólares en 0.3 años.

Al mismo tiempo, se efectuó una emisión de bonos soberanos por US$3,564 millones en el mercado internacional de los que US$1,264 millones se destinaron a la operación de manejo de pasivos y el resto, US$2,300 millones, para cubrir parte del financiamiento externo previsto en el Presupuesto de 2022, tal como dieron a conocer en un comunicado.

La operación se estructuró en dos tramos de nuevos bonos, el primero con vencimiento al 2029 y un cupón de 5.5% y el segundo con vencimiento en 2033, a un cupón de 6.0%. Ambos tramos fueron por un monto de US$1,782 millones cada uno, para un total de US$3,564 millones.

Bonos

A través de los años, el país ha salido al mercado internacional con emisiones de bonos soberano en varias ocasiones. Algunas de ellas datan desde en 2018, con la colocación de bonos en dólares y pesos y una emisión por US$1,300 millones, ofertas simultáneas de bonos soberanos en 2019, tres emisiones en 2020, una de ellas para enfrentar la pandemia, y otras dos en 2021, una de ellas en moneda local.

Solo en el 2020, por concepto de desembolsos de fuentes externas, los bonos globales alcanzaron los US$6,178,152,701 (RD$347,567,015,640). Ese monto no incluyó la operación de manejo de pasivo relativa a asunción de los saldos de líneas de crédito de corto plazo otorgadas a las empresas de distribución de energía Edesur, Edenorte y Edeeste, que ascendió a RD$73,561.4 millones. Originalmente se asumió como préstamo y posteriormente se realizó cambio de instrumento mediante colocación directa de títulos del Ministerio de Hacienda.

Para 2021, lo bonos globales dentro de los desembolsos de fuentes externas fue de RD$161,312-5 millones (US$2,787,090,000). El desembolso de fuentes internas colocados en bonos del Ministerio de Hacienda, hasta donde se tiene registro, fue de RD$36,329,199,996. El mismo incluye los RD$15,683.2 millones (RD$12,949.7 millones de prima y RD$2,733.5 millones de intereses corridos), correspondientes a operación de manejo de pasivos por un monto total ascendente a RD$108,110.3 millones.

Por su parte, a marzo del 2022, los bonos globales por desembolsos de fuentes externas ascienden a RD$134,153.7 millones (US$2,401,782,000). Los correspondientes en febrero no consideraron proporción del principal por RD$64,916.7 millones correspondiente a recompra de bonos en la operación de manejo de pasivos.

Compensación por seguros

Otras de las estrategias que el Gobierno está utilizando es la contratación de seguros. En este caso, se trata de compensaciones. Desde marzo 2021, el Gobierno realiza contratación de un Call Option (opción de compra) de gas natural.

Con esta cobertura, si el precio de mercado de este combustible sobrepasa el precio establecido, el Estado seguiría adquiriendo este producto a ese valor pactado proveyendo así estabilidad presupuestaria. De no superar dicho precio el Gobierno dominicano seguiría adquiriendo el combustible a precio de mercado.

Gracias a la acción, el país ha percibido ingresos por más de US$60.2 millones. Solo en lo que va de año, el monto fue de US$26.8 millones en pagos de compensación por el seguro de gas natural contratado en 2021 por el Ministerio de Hacienda. Entre junio y noviembre fue de US$33.4 millones.

En los primeros cuatro meses desde la contratación, el Gobierno dominicano percibió una compensación ascendente a US$16,520,291.47 por la cobertura de la prima de seguro de gas natural para los períodos de mayo 2021 a diciembre 2023, cubriendo así la totalidad contratada del costo del instrumento de US$12.8 millones.

Según la entidad, la adquisición oportuna del seguro ha mitigado el impacto del aumento de 82.9% del precio del gas natural desde inicios de 2022 y forma parte de las medidas estratégicas que desarrolla el Ministerio de Hacienda para garantizar la estabilidad presupuestaria ante el aumento internacional del precio de las materias primas.

Deficit

Las operaciones de manejo de pasivos de bonos estuvieron en los planes de la administración pasada, sin embargo, no se realizaron. Al llegar la actual gestión, se identificó los grandes compromisos de pagos de amortización en el período de 2023- 2026 representando el 32.6% del total de la deuda en cuatro años y significando un alto riesgo de refinanciamiento.

En ese orden, el incremento del déficit para este año será cubierto en su totalidad por los recursos en la caja provenientes del oportuno manejo de la estrategia de endeudamiento a finales del año pasado y por la reducción en las aplicaciones financieras, lograda en gran medida por la operación de manejo de pasivos realizada en diciembre de 2020.

Comparte la Noticia:

Por El Dinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.