Más de 7,4 millones de personas en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, sufrieron los efectos de desastres naturales, especialmente las sequías, en el segundo trimestre del año, informa Xinhua citando al Departamento de Emergencias provincial.

Según reportan, las graves sequías que afronta la zona han causado daños en más de 1.350 hectáreas de cultivo, provocando notables pérdidas económicas en comparación con los mismos periodos en los últimos cinco años.

 

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.