Los deportistas y atletas dominicanos participan en diferentes juegos nacionales e internacionales, exaltando nuestra nación. El acontecimiento más reciente ocurrió en los juegos panamericanos Lima 2019 en Perú, en los cuales los atletas tuvieron un gran desempeño y pudieron premiar al país con 40 medallas, “logros que nos llena de orgullo”.

“Es triste ver como son recibidos, solo por sus familiares, amigos y en sus lugares de orígenes son esperados con aplausos y alegría, exaltando los logro de esos valiosos jóvenes, aquellos que luchan con el corazón, muchachos que deben ser reconocidos como héroes, por siempre poner el alto nuestra gloriosa patria”.

 Jóvenes que con pocos recursos y poco apoyo del Estado, se esfuerzan entrenando cada día solo con la fe y la voluntad de Dios, para en su momento llenar la República Dominicana de medallas de oro, plata y bronce, cada vez que participan en una competencia en aguas extranjeras.

Vergüenza debe darle a los funcionarios y políticos del país, ver con que se encuentran las cadenas de noticias internacionales cuando se trasladan al país a realizar una visita para conocer más sobre los deportistas, es cuando chocan con la cruda realidad y se encuentran con la  situación en la que viven la gran mayoría de esos jóvenes, los cuales en pluralidad vienen de familias humildes.

El Estado tiene un presupuesto para ser invertido en el deporte y sus deportistas ¿Por qué no mejorar las condiciones de vida de esos héroes nacionales?

En estos días todos son recordados, debido al desempeño en los recién concluidos juegos panamericanos, pero en poco días no serán ni mencionados, hasta que nuevamente no hayan otros eventos en lo cuales se necesite de su participación para que asistan en representación de la nación, no es justo que se apoye más un evento deportivo de una empresa millonaria, que solo busca aumentar sus ingresos, y no ayudar económicamente a los que en verdad son glorias y orgullo del país. 

Como dijo el científico Albert Einstein “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, que la electricidad y la energía atómica: y esa es la voluntad.” Es la que mueve a cada uno de los atletas que ponen en la cima el nombre de nuestra querida República Dominicana. 

El Estado debe crear una institución que vele por los derechos de los deportistas dominicanos, no podemos negar la debilidad que tenemos, se reconoce a nivel mundial que somos uno de los países donde menos se invierte en deportes, situación que no impide que seamos ganadores donde quiera que llegan nuestros atletas. 

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.