La ofensiva israelí dejó al menos 10 muertos y alrededor de 55 heridos.

La Yihad Islámica Palestina disparó la noche de este viernes más de 100 cohetes contra Israel, en respuesta a los ataques aéreos israelíes que dejaron al menos 10 muertos y alrededor de 55 heridos en la Franja de Gaza, informa Reuters.

El movimiento palestino ha advertido que esta ofensiva es “solo el comienzo”. Las sirenas se activaron en diferentes ciudades del país hebreo, incluida Tel Aviv. La televisión israelí mostró imágenes de explosiones y lo que parecía ser la intercepción de algunos misiles por los sistemas de defensa aérea. De momento no se informa sobre posibles víctimas.

Horas antes, la Yihad Islámica advirtió que Israel pagaría “un alto precio por su agresión” y amenazó con atacar el centro del país hebreo. Asimismo, calificó la ofensiva israelí como una “declaración de guerra“.

Postura de Israel

Por su parte, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) comunicaron que fueron lanzados alrededor de 80 cohetes contra el sur del país, casi la mitad cayó en la Franja de Gaza mientras que 46 cruzaron la frontera, de los cuales 33 fueron interceptados por el sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro.

Las FDI efectuaron la mañana de este viernes un operativo contra objetivos en el norte de la Franja de Gaza, que dejó varios muertos y heridos, incluyendo una niña de cinco años y un comandante del movimiento palestino, Taysir al Jabari.

Según las fuerzas israelíes, la Yihad Islámica Palestina planeaba realizar ataques contra objetivos del país hebreo, por lo que decidió emprender una serie de bombardeos “preventivos”. “Para nuestros enemigos, y específicamente para los líderes de Hamás y la Yihad Islámica Palestina, me gustaría enfatizar [algo]: se acabó el tiempo. La amenaza [en esta región] será eliminada de una forma u otra“, dijo el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz.

  • El movimiento Hamás se solidarizó con la Yihad Islámica y afirmó que “la resistencia armada palestina está unida contra la agresión”.
  • El ataque de Israel tuvo lugar tras varios días de tensión a raíz del arresto de un importante líder del grupo yihadista en Cisjordania ocupada, Basem al Sadi. El martes, el país hebreo cerró el cruce de Erez, dejando bloqueados a 14.000 habitantes de Gaza que tienen permiso para ingresar a Israel para trabajar.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.