Para ensamblar un automóvil se necesitan en total 48 horas y las manos de 1.500 operarios diferentes.

Un video en cámara rápida compartido por la fábrica de autos deportivos Porsche muestra el proceso de ensamblaje de un modelo 911 GT3, que involucra el trabajo de una increíble combinación de robots y humanos.

Para montar el automóvil, que tiene un precio de 25.000 dólares, se necesitan en total 48 horas y las manos de 1.500 operarios diferentes.

El proceso de ensamblaje, que comienza con la soldadura de la carrocería y termina con las pruebas de conducción en la pista, está en gran parte automatizado, con brazos robóticos que se encargan de rotar, movilizar y encajar las diversas piezas del coche, como se esperaría de un automóvil fabricado en 2022. Sin embargo, el toque humano involucrado en el proceso continúa siendo de gran importancia.

El deportivo protagonista del ‘time-lapse’, de cuatro minutos, es un encargo del piloto estadounidense Leh Keen, en tonalidad Gold Bronze Metallic, disponible como parte del programa Paint to Sample Plus de Porsche, que permite al cliente elegir prácticamente cualquier color que desee, lo que luego se somete a meses de pruebas de viabilidad antes de poder aplicarlo.

Autor

Comparte la Noticia: