Las relaciones de pareja en las cuales hay violencia física, abuso verbal y psicológico, van creando una dinámica que puede desencadenar el feminicidio o el homicidio de la mujer, más el suicidio del hombre. 

Esa dinámica de pareja disfuncional, con discusiones, provocaciones, uso del poder y la fuerza como elemento de control, crean condiciones para dramas donde muere la mujer o ambos.

Esa es una dinámica de pareja denominada patológica, la cual es nutrida por nuestra cultura, la relación de pareja en sí se convierte en un factor de riesgo, que puede terminar con la vida de quienes se unieron por amor u otros afectos.

Erradicar pautas abusivas de las relaciones, aprender a despegarse y aceptar maduramente las separaciones, nos pueden ayudar a disminuir los riesgos de feminicidios.

Comparte la Noticia: