Azua, RD.-En el día de ayer fue sepultado el hombre que murió porque presuntamente su pareja le pegó fuego.

Familiares de supuesta homicida la defienden y declaran fue la víctima quien se incendió practicando hechicería.

Presuntamente en esta silla, estaba sentado Wilson Jiménez cuando cogió fuego, resultando con quemaduras de segundo grado.

Jiménez fue ingresado al hospital Taiwán, y antes de fallecer acusó a su pareja Dionicia Rosario de cometer el hecho.

Mientras que parientes y vecinos de Dionicia sostienen lo contrario, que fue el propio Wilson que se provocó la muerte practicando brujería.

Hoy, los familiares de Wilson lloran desconsoladamente su fallecimiento.

Dionicia reveló que cuando Wilson corrió prendío en llamas, ella se encontraba fregando y se sorprendió al ver lo sucedido.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.