Entre los demandados se encuentran 37 personas y entidades jurídicas estadounidenses, incluidas las administraciones de los expresidentes Barack Obama y Donald Trump.

Un tribunal civil de Teherán condenó este jueves a EE.UU. a pagar una indemnización de 4.300 millones de dólares a las familias de varios científicos nucleares asesinados en Irán por “agentes de poderes arrogantes”, informa la agencia IRNA.

El veredicto se dictó en base a las denuncias presentadas por familiares de las víctimas contra anteriores administraciones estadounidenses y funcionarios, por su “complicidad” en los “actos terroristas” perpetrados por Israel, que provocaron la muerte o lesiones a científicos nucleares iraníes.

Israel advierte que Irán está "peligrosamente" cerca de completar su programa de armas nucleares

Israel advierte que Irán está “peligrosamente” cerca de completar su programa de armas nucleares

De dicha suma, 2.500 millones de dólares sería para compensar los “daños físicos y psicológicos” de los demandantes, mientras que la cantidad restante se debería a daños punitivos. Las denuncias han sido presentadas por las familias de tres científicos asesinados y otro que resultó herido. Irán acusa a Israel de esos “actos terroristas”.

Los demandados

Entre los demandados se encuentran 37 personas y entidades jurídicas estadounidenses, incluidas las administraciones de los expresidentes Barack Obama y Donald Trump, la Oficina del secretario de Estado bajo la gestión de Mike Pompeo y la Oficina del secretario de Defensa dirigida por Ashton Carter.

Las autoridades iraníes remitieron los documentos judiciales, así como los veredictos a las personas y entidades de EE.UU. involucradas, que no asistieron a las audiencias judiciales ni enviaron documentos de defensa legal, resalta IRNA.

Irán ha acusado a Israel del asesinato de cinco científicos nucleares en los últimos años, entre ellos Mohsen Fajrizadeh, entonces jefe de la Organización de Investigación e Innovación del Ministerio de Defensa en 2020. Teherán y Tel Aviv mantienen una guerra encubierta que incluye ciberataques, supuestos asesinatos de científicos nucleares iraníes y sabotajes a barcos, aunque ninguno de los países reconoce públicamente sus acciones, reporta por su parte la agencia EFE.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.