Azua, RD.-Hombre acusado de matar a su expareja, confiesa que cometió el hecho bajo el efecto del alcohol y porque le había entregado 4 mil pesos a la víctima y ésta lo gastó en cerveza con otro hombre.

“Entonces ahora yo soy el malo”, manifestó Francis Matos, refiriéndose al crimen cometido contra la docente Jelanny Feliz en el interior de su vivienda.

El homicida reveló que le entregó cuatro mil pesos a la víctima y que una amiga de esta le vociferó que ese dinero ella se lo “bebió” con un “chulo”.

Declaró el victimario que Jelanny lo tenía tan “rápido” que tuvo que darle el dinero de 13 neumáticos que vendió, producto de un robo que cometió en la casa de una tía.

Matos, se entregó a la policía a través de un pastor y del presidente de ASODEMA.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.