Pipe enfatizó en que nunca sintió presión por las firmas que hacían los demás equipos mientras los Gigantes se mantenían tímidos.

Santo Domingo, RD.-Los Gigantes del Cibao, fueron conjuntamente con las Estrellas Orientales, el equipo que menos se movió en la pasada y primera agencia libre de la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom), por ende, casi nadie imaginó que jugado más del 50 por ciento del calendario, estos dos equipos estarían comandando la tabla de posiciones, por encima de otros equipos que “sí abrieron la cartera”.

Pipe Urueta, gerente general de los Gigantes del Cibao, tenía bien claro que el proceso de firmas podría ser complicado para el equipo de San Francisco de Macorís, pues otros equipos estarían en mayor disponibilidad para firmar, y en ciertos casos hasta “sobre pagar” a peloteros con tal de tenerlos, por lo que ayer, Urueta afirmó que la agencia libre fue una guerra de “papeletas”.

“Para los otros equipos la agencia libre fue totalmente una guerra de papeletas, pero no para nosotros. Nunca lo vimos como una guerra por un jugador. Sí le hicimos ofertas a los peloteros que entendíamos queríamos en el equipo, pero ellos estaban buscando números más alto de lo que nosotros ofrecimos y ellos irse a otro club y eso se entiende”, reveló el gerente.

Urueta sostuvo que durante la agencia libre, los jugadores que ellos más quisieron firmar eran precisamente a los que la temporada pasada fueron sus dos receptores, Webster Rivas y Carlos Paulino, pero ambos decidieron ir por más dinero a Toros del Este y Águilas Cibaeñas respectivamente.

“Con Paulino la conversación fue un poco más avanzada, porque los números no eran tan distintos, pero con Webster era imposible, para el dinero que le ofrecieron, de pronto solo los Yankees podían superar ese más, dijo Urueta.

Pipe enfatizó en que nunca sintió presión por las firmas que hacían los demás equipos mientras los Gigantes se mantenían tímidos, y adjudicó esa confianza a que él sabía que tenía el conjunto tenía el talento necesario para dar la pelea durante la temporada.

“Los fanáticos probablemente entraron en pánico, y se entiende, porque venían a los otros firmando muchos jugadores, pero nosotros conocíamos lo que teníamos en nuestra finca, por eso siempre nos mantuvimos aferrados al plan”, afirmó Urrueta.

“Yo sé que todo no será color de rosa, y que de ahora en adelante probablemente se note más el efecto de la agencia libre, porque comienzan los paros a jugadores jóvenes, y es ahí donde cobra importancia tener esos veteranos que juegan todo el año, pero seguimos confiados en nuestro plan, porque también se nos seguirán sumando jugadores, añadió.

Urueta anunció que el estelar jardinero José Sirí probablemente debute el próximo lunes, además de que también está cerca de incorporarse Luis García, por lo que considera que el equipo podrá suplir la salida de jóvenes como Julio Carreras.

SOBRE EL BUEN AÑO DE LOS GIGANTES

Pipe manifestó que el éxito que hoy exhiben los Gigantes es el resultado de la gran unidad que abunda en el equipo, además de los aportes fuera del terreno que hacen veteranos Moisés Sierra, Hanser Alberto, Fernando Rodney, entre otros.

Sin embargo, la principal mención Urueta se la dio al dirigente Wellington Cepeda.

“Wellington conocía el staff de pitcheo a la perfección, sabe todo sobre el equipo, y maneja el bullpen mejor que cualquier otro en esta liga, en mi opinión”, dijo.

Comparte la Noticia: