“No somos una sociedad desarrollada, necesitamos incentivos para el progreso cultural”, afirmó el mandatario de El Salvador.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha reaccionado a las críticas por que la nueva Biblioteca Nacional se haya construido con fondos de China y de que en su interior albergue pocos ejemplares.

“No somos una sociedad desarrollada, necesitamos incentivos para el progreso cultural”, respondía el mandatario a través de un mensaje en su perfil oficial de la red social X, en el que añadía: “Atraer a nuestros hijos a la lectura es un paso fundamental”.

Bukele también agregaba que a pesar de ser “una nación pequeña y pobre”, conseguirán entrar “en la carrera por la supremacía cultural”.

Crítica

El presidente salvadoreño respondía así a una publicación en la que además de la procedencia de los fondos se hacía referencia a los “pocos libros” que la biblioteca alberga, entre los que se encuentra una sección de Harry Potter, LEGO, Star Wars, “cosas de Pokémon, consolas de videojuegos, un área de realidad virtual y muchos sofás”.

“No se puede fingir un alto capital humano”, decía la crítica, que sostenía que “el dinero chino construye un almacén para las franquicias de la cultura pop occidental y japonesa”.

La nueva Biblioteca Nacional de El Salvador es un imponente edificio enclavado en el centro histórico de la capital del país centroamericano que cuenta con siete áreas de diferentes temáticas pensadas para promover la lectura.

En sus 24.000 metros cuadrados se invirtieron 54 millones de dólares donados por el Gobierno de China.

Comparte la Noticia: