“Es el segundo capítulo de los ‘chalecos amarillos’, porque será a largo plazo”, aseguró un activista.

Los ‘chalecos amarillos’ han salido este sábado a las calles de París y otras ciudades francesas para protestar contra la reforma de pensiones del Gobierno y el alto coste de vida, entre otras cosas, informan medios locales. 

El movimiento protesta “por la justicia social, fiscal y climática” y contra la alta inflación que se registra en Francia. En concreto, exigen la celebración de un Referendo de Iniciativa Ciudadana, la suspensión del artículo 49.3 de la Constitución que permite la aprobación leyes sin votación, que se deroguen ciertas medidas sanitarias y que no se apruebe la reforma de pensiones.

En París, las manifestaciones empezaron a las 11:00 (hora local) en la plaza de Breteuil. Desde las 14:30 partió una marcha en dirección al bulevar de Bercy.

Asimismo, se celebraron protestas las ciudades francesas de Lyon, Marsella, Niza, Estrasburgo y Toulouse. En total, estaban previstos más de 40 eventos en 10 regiones del país. 

El activista Thierry-Paul Valette afirmó que el regreso de los ‘chalecos amarillos’ se debe a que “a cuatro años del nacimiento del movimiento” Francia atraviesa “una situación mucho más precaria, mucho más dramática”. También denunció que el Gobierno “está en negación”, pese a que existen problemas con la energía y los precios de los alimentos.

Comparte la Noticia: