Las reliquias parecen indicar que el lugar se utilizaba para fines religiosos.

Arqueólogos alemanes hallaron recientemente un ‘pozo de los deseos’ de 3.000 años de antigüedad en la ciudad de Germering, según informa la Oficina Estatal de Protección de Monumentos de Baviera. Hecho en madera y de cinco metros de profundidad, en su interior estaban más de 100 objetos bien conservados.

Los científicos creen que el sitio tuvo estatus de culto, dado que los raros objetos hallados en el fondo apuntan a un uso ritual. Entre los hallazgos se encuentran 70 vasijas de arcilla, 26 broches de bronce, una pulsera, dos espirales de metal y cuatro cuentas de ámbar. Además, los arqueólogos hallaron un diente de animal y una paleta de madera. 

Las reliquias encontradas en Germering.Marcus Guckenbiehl / Bayerisches Landesamt für Denkmal Pflege

El numero de objetos y su calidad indican que no cayeron al pozo accidentalmente, sino que fueron puestos allí de manera intencional. Ahora los arqueólogos están excavando el yacimiento, con miras a establecer un centro de distribución. Aunque en el área se encontraron otros 70 pozos, ese fue el único que contenía reliquias.

Las vasijas encontradas en Germering.Marcus Guckenbiehl / Bayerisches Landesamt für Denkmal Pflege

Comparte la Noticia: