El pasado  jueves fue suspendido el juicio de paternidad contra Julio Iglesias, el proceso con el ADN y las dudas sobre la legitimidad de las pruebas, han dado un respiro al artista, quien lucha para que Javier Sánchez no sea reconocido como un hijo más.

Según explicó el abogado que lleva el caso de Julio Iglesias, el juez ha decidido suspender el caso que inició Javier contra Iglesias, por una demanda de paternidad.

El cantante español siente un alivio tras haber tenido una batalla por tratar de impedir que se determine el parentesco entre él y el joven Javier, quien asegura ser su hijo.

El demandante Javier  para poder demostrar el parentesco que dice tener con el artista, necesita una prueba de ADN que determine su paternidad, lo que hasta el momento no ha sido posible.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.