El armamento fue sustraído del Gabinete de Seguridad Institucional, que se encuentra en el Palacio del Planalto, indicó el ministro de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de Brasil, Paulo Pimenta.

El ministro de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de Brasil, Paulo Pimenta, denunció a través de las redes sociales el robo de armas letales y no letales, así como municiones, por parte de los manifestantes derechistas que asaltaron las sedes de los tres poderes del Estado en Brasilia este domingo.

El armamento fue sustraído del Gabinete de Seguridad Institucional, que se encuentra en el Palacio del Planalto, indicó Pimenta en un video que publicó en Twitter, en el cual mostró varias maletas vacías donde se alojaban las armas, que son para uso de la seguridad presidencial.

El secretario del Ministerio de Justicia, Wadih Damous, quien acompañó a Pimenta en su recorrido por el lugar, calificó de “muy grave” el robo debido a que los manifestantes, según él, “tenían información” que allí se guardaban armas y sabían “qué es lo que debían llevarse”. 

“Todos [los involucrados en el asalto] deben ser identificados, considerados responsables y castigados con el rigor de la ley para que la democracia no vuelva a sufrir este tipo de violencia. Tolerancia cero con el terrorismo”, escribió Pimenta.

Comparte la Noticia: