Azua, RD.- Las iglesias cristianas se juntaron con cientos de residentes del Distrito Municipal de Villarpando, quienes salieron a las calles la noche del pasado viernes a la realización de una gran oración, la cual fue organizada tras los acontecimientos trágicos ocurridos en los últimos días en la comunidad.

El clamor inició a la 12 de la media noche, el cual logró objetivo de  juntar una gran cantidad de personas para ser unidas a una sola voz. Los hijos del pueblo de Villarpando pidieron a Dios que “meta la mano” ante la situación que ha estado afectando la zona, donde una gran cantidad de familias se llenan de dolor al ver como mueren sus seres queridos.

La guerra de oración como fue llamada por los cristianos, busca la protección de los hijos de Cristo y que los jóvenes tomen conciencia y cuiden su vida.

“Está guerra es de todos “fue el eslogan que se utilizó para atraer a toda persona que le interesará participar en la múltiple oración. 

Se recuerda que en las últimas semanas han fallecido al menos unas cinco personas en accidentes de tránsito, situación que ha llamado la atención y una gran  preocupación de los munícipes, “qué está pasando con nuestro pueblo, por qué la gente se está muriendo así” son solo algunos de los comentarios publicados en las redes sociales. 

Algunos dicen que lo sucedido es por la imprudencia de los jóvenes, quienes no saben controlar sus emociones, otros dicen que algo extraño e inexplicable está pasando en ese distrito. 

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.