Se trata del segundo encuentro entre el pontífice y el mandatario, que, antes de ganar la presidencia, lanzaba duras críticas contra Francisco.

El presidente de Argentina, Javier Milei, mantuvo este lunes una audiencia privada con el papa Francisco, un día después de que el mandatario se reuniera con el pontífice por primera vez en el Vaticano.

La delegación argentina está integrada por la secretaria de la Presidencia, Karina Milei, y la ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino.

Milei ha sido recibido por el responsable de la Prefectura de la Casa Pontificia, Leonardo Sapienza, encargado de la logística papal, en el Patio San Dámaso.

El mandatario y la delegación subieron en ascensor hasta el segundo piso del Palacio Apostólico, la residencia oficial del papa, y fueron guiados por los gentilhombres papales hasta la antesala de la Biblioteca papal. 

Se informa que la reunión ya ha terminado y ha tenido lugar un intercambio de regalos.

El presidente argentino culminará su gira con una reunión con la primera ministra de Italia, Giorgia Meloni.

“El maligno en la tierra”

La reunión con el papa está rodeada de una fuerte polémica, ya que durante su campaña rumbo a la Presidencia, Milei insultó en varias ocasiones al sumo pontífice e incluso llegó a definirlo como “el representante del maligno en la Tierra que ocupa el trono de la casa de Dios”.

Por otra parte, lo acusó de ser “un imbécil que defiende la justicia social”, un defensor del “comunismo” y un “impresentable que promueve la pobreza, un régimen de miseria” y “un sistema que mata a la gente”.

Sin embargo, una vez que ganó las elecciones y recibiera las felicitaciones del papa, Milei lo invitó a visitar Argentina.

Comparte la Noticia: