El menor residía en la comunidad Majagual del municipio Peralta.

Azua, RD.- Un niño de apenas dos años de edad falleció la tarde del pasado viernes mientras era trasladado a la sala de emergencia pediátrica del hospital Regional Taiwán de Azua, luego de ingerir un Limoncillo o Quenepa.

El infante fue identificado como Wancer Rancel Ramírez Díaz, de dos años de edad, quien era hijo de los nombrados Anyelo Ramírez Ferrera y Rafaela Díaz Ciprián, residentes en la calle principal de Majagual en la mencionada provincia.

Según el acta del levantamiento del cadáver del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, INACIF, el niño falleció a consecuencias de presentar asfixia mecánica por cuerpo extraño.

 La versión de los familiares, es que el menor se encontraba en su casa y tragó la semilla, falleciendo antes de llegar al centro de salud.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.