“Se sabe que Ucrania es uno de los países más corruptos del mundo”, indicó el primer ministro húngaro.

Incorporar a Ucrania a la Unión Europea sería una “mala decisión”, expuso el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, en una entrevista con Le Point, publicada el viernes. Siendo un país vecino, Hungría sabe “exactamente lo que está sucediendo en Ucrania” pese a la opinión de París, Bruselas y La Haya, enfatizó el alto funcionario.

En este contexto, Orbán calificó de “sencillamente falso” el informe de la Comisión Europea que afirma que Kiev ya ha cumplido cuatro de los siete requisitos obligatorios para adherirse al bloque. “Se sabe que Ucrania es uno de los países más corruptos del mundo. ¡Es una broma! No podemos tomar la decisión de iniciar un proceso de negociación de adhesión”, argumentó.

Por otra parte, sostuvo el político, la integración del país a la UE llevaría a consecuencias económicamente adversas para el bloque. Por ejemplo, Francia tendría que pagar más de 3.500 millones de euros adicionales al presupuesto común.

Además, con la entrada de la “importante” agricultura ucraniana, el sistema agrícola europeo quedaría destruido “al día siguiente”, explicó el líder húngaro. “Sin transformar nuestro sistema de subsidios agrícolas, no podemos dejarlos entrar. Las consecuencias serán terribles”, recalcó.

Politico: Viktor Orbán socava la Unión Europea por su postura hacia Ucrania

Politico: Viktor Orbán socava la Unión Europea por su postura hacia Ucrania

Igualmente, al ser preguntado si cambiaría de opinión si la Comisión decidiera pagar a Hungría 10.000 millones de euros de los fondos que se mantienen congelados desde diciembre de 2022, Orbán respondió: “No soy ingenuo”, y agregó que se trata del “riesgo de un caos total“.

“Estoy a favor de elevar nuestro nivel de cooperación, pero eso no significa membresía“, recalcó, concluyendo que no solo los ucranianos no están dispuestos a negociar, sino que los europeos tampoco están preparados a aceptar a Ucrania como miembro de pleno derecho.

Los comentarios de Orbán se producen antes de la cumbre de líderes de la UE la próxima semana, donde se espera que se aborde la cuestión de la adhesión de Ucrania y Moldavia al bloque comunitario. Mientras, Budapest se ha opuesto repetidamente a la posible membresía de Kiev.

A su vez, Eslovaquia también se ha mostrado en contra de la posible inclusión de Ucrania en la UE. El ministro de Relaciones Exteriores eslovaco, Juraj Blanar, afirmó el lunes que Kiev debería cumplir con la lista de los criterios correspondientes y, sobre todo, resolver el conflicto con Rusia para hacer posible la apertura de negociaciones sobre su membresía en el bloque.

Comparte la Noticia: