Un padre enojado puede terminar agrediendo a un hijo físicamente y le puede producir heridas y en ocasiones hasta la muerte.

Una madre agobiada y estresada por los afanes caseros y los conflictos con su pareja puede perder la paciencia con una hija, por una conducta que no amerita castigo corporal. 

Dos ciudadanos se pueden enfrentar por un conflicto de tránsito y entre trompadas y bofetadas aparecen los disparos.

Nos enojamos no sólo contra personas, podemos hacerlo contra animales, cosas e ideas. 

En la relación de pareja son comunes los enojos e iras, motivados por discusiones, celos y estrés pueden terminar en violencia en la pareja. 

En nuestro cerebro los humanos tenemos una amplia estructura anatómica que se llama corteza cerebral. Esta rodea la base de nuestro cerebro, tiene diferentes roles como el asiento de emociones, funciones autónomas que rigen el sexo, alimentación, funciones endocrinas, y el control neutral de otros órganos.

 La corteza cerebral es nuestro adelanto evolutivo. Nos hace diferentes a los animales. Nos permite pensar, razonar, buscar opciones y tener el control moral. Las drogas y el alcohol pueden bloquear el control de la corteza y provocar desinhibición. 

La conducta antisocial o psicopática evade controles sociales, rompe normas y agrede sin remordimiento, causando daños y muertes sin razón.

Nuestras emociones surgen de ese cerebro profundo. La ira y el enojo surgen de ese cerebro primitivo reptiliano, que cuando nos domina se subleva contra las órdenes superiores de la corteza cerebral y nos llena de violencia y en esos fugaces segundos podemos matar, herir y cometer matanzas, como los tiroteos de escuelas de Estados Unidos con armas automáticas.

Es necesario erradicar las frecuentes discusiones, un mal cultural en nuestras relaciones de pareja,  laborales y sociales. Al pasar la tormenta de la ira y el enojo, lamentaremos el daño que hemos provocado, si hemos tenido suerte en conservar la propia vida.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.