Desde la cirugía a la que se sometió tras ser apuñalado en 2018 durante un acto de campaña, el exmandatario ha sido hospitalizado en varias ocasiones.

El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro ingresó en un hospital de Florida, EE.U., por un fuerte dolor abdominal, informa O Globo

Según explica en su blog el periodista Lauro Jardim, Bolsonaro ha sido internado en el hospital AdventHealth Celebration. 

Desde la cirugía a la que se sometió tras ser apuñalado en 2018 durante un acto de campaña en el estado de Minas Gerais, el exmandatario ha sido hospitalizado en varias ocasiones.

Su ingreso este lunes se produce un día después de que miles de bolsonaristas radicales indignados con el regreso de Luiz Inácio Lula da Silva al poder perpetraran el mayor ataque contra la democracia desde el fin de la dictadura en Brasil. Este mismo lunes, Bolsonaro publicó un mensaje en las redes alabando las medidas adoptadas durante su mandato.

Fustigar y amenazar

El domingo, varias horas después del asalto, el ultraderechista, que nunca reconoció la victoria del izquierdista, escribió en Twitter que las “depredaciones e invasiones” de edificios públicos “huyen de la regla” y manifestó su “repudio” a las acusaciones de Lula, quien le culpó directamente de lo ocurrido. 

Anuencia, error de Inteligencia y redes sociales: qué facilitó el ataque bolsonarista en Brasil

Anuencia, error de Inteligencia y redes sociales: qué facilitó el ataque bolsonarista en Brasil

Durante todo su mandato, Bolsonaro se dedicó a fustigar y a amenazar al Congreso y al Supremo Tribunal Federal, y a arengar a sus partidarios a dirigir su ira contra los jueces que lo investigan en varias causas, los opositores izquierdistas y el sistema de voto electrónico.

Para evitar ponerle la banda presidencial a Lula, su enemigo político el pasado 1 de enero, Bolsonaro se fue días antes de la toma de poder de vacaciones a Orlando.

En una entrevista con el portal UOL, el senador Renan Calheiros pidió este lunes su extradición a Brasil para que responda por todos sus actos. 

Varios políticos de EE.UU. también exigieron la extradición del exmandatario. “Casi dos años después del día en el que el Capitolio de EE.UU. fue atacado por fascistas, vemos movimientos fascistas en el extranjero que intentan hacer lo mismo en Brasil”, escribió la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez. 

Y continuó: “Debemos solidarizarnos con el gobierno elegido democráticamente de Lula. EE.UU debe dejar de otorgar refugio a Bolsonaro en Florida”.

Comparte la Noticia: