El lanzador dominicano, en su primera apertura de esta temporada, lanzó un juego sin hit y sin carreras, convirtiéndose en el décimo criollo en alcanzar este hito.

Luchar está en la naturaleza de Ronel Blanco. Así lo demostró mientras luchaba por alcanzar su sueño de ser pelotero.

También lo mostró la semana pasada cuando se ganó el último puesto de la rotación de los Astros de Houston, luego de un buen desempeño en los entrenamientos primaverales.

Ninguna palabra puede definir tanto al lanzador Ronel Blanco como es “superación”. Luego de iniciar su andar en el béisbol como tercera base y jardinero, el nativo de Santiago hizo la transición hasta la posición en la que se le conoce teniendo 18 años de edad, un trayecto donde la necesidad lo llevó a plantearse abandonar el deporte y concentrarse en sus oficios como empleado de un “car wash”.

https://listindiario.com/el-deporte/2023/04/04/770206/ronel-blanco-el-lavacarros-que-releva-en-houston
Entrevista con la estrella del momento
VEA VIDEO

Y volvió a manifestar esta cualidad este lunes, haciendo historia en el proceso.

El lanzador dominicano, en su primera apertura de esta temporada, lanzó un juego sin hit y sin carreras, batallando en contra de los Azulejos de Toronto y convirtiéndose en el décimo criollo en alcanzar este hito.

¿CÓMO LLEGÓ HASTA ESTE MOMENTO?

Blanco viene de lanzar de manera espectacular en el Spring Training de Grandes Ligas, viendo acción en 5 partidos (4 aperturas), en el que no permitió carreras limpias en 15.2 entradas, ponchando a 18 oponentes.

Su última salida en los entrenamientos fue el pasado martes, en el que fue el abridor del partido, lanzando 4.1 entradas y ponchando a 10.

Y, para que ese día sea aún más especial para el dominicano, no solamente le informan que formará parte del equipo de Grandes Ligas de Houston, sino que también celebró el nacimiento de su hija.

“Una vez salió, pensé que era un buen momento para decirle, luego de su día y lo mucho que trabajó. Informarle que estaría en nuestro equipo como parte de la rotación”, dijo el mánager de los Astros, Joe Espada, sobre Blanco.

DE LAVAR CARROS A TIRAR UN “NO-HITTER”

Lea también

Además de luchar, otras palabras que podrían definir su carrera es “adaptación” y “superación”. Esto porque Ronel ni siquiera empezó su carrera como lanzador.

Su formación inicial en el beisbol se enfocó primordialmente en la tercera base, pasando posteriormente a los jardines.

Así lo reveló en una entrevista a LISTÍN DIARIO de abril del año pasado, indicando que un scout fue quien le sugirió intentar lanzar desde la lomita.

“Yo duré aproximadamente tres años como tercera base (y) luego me movieron a los jardines porque tenía un buen brazo. Haciendo un ‘tryout’ un scout de los Yankees me dijo que me quería ver como pitcher, por lo que me subí a la lomita. Lancé muy bien y me quedé como pitcher”, dijo.

Sin embargo, esta transición la hizo a los 18 años y sin haber firmado con ningún club de Grandes Ligas por lo que, durante este proceso, pensó en abandonar el beisbol mientras trabajaba limpiando vehículos en un “car-wash” por necesidad.

Cuatro años después, su perseverancia dio frutos ya que los Astros le ofrecieron un contrato de 5 mil dólares, aunque Blanco tenía 22 años.

No obstante, al criollo le tomó más de 6 años en alcanzar la “Gran Carpa”.

En el camino, se desempeñó principalmente como relevista (como lo mostró en la liga invernal dominicana con las Estrellas Orientales), con alguna que otra apertura en el sistema de Ligas Menores de los Astros.

Comparte la Noticia: