Azua, RD.- En el municipio de Las Charcas un abogado de nombre Francisco Javier Peña Calderón, denuncia que producto del ruido que producen en una iglesia que está próximo a su casa, ni siquiera puede escuchar la televisión.

Según expresa a través de un vídeo, los cristianos con el ruido se han robado su calma. La iglesia que está ubicada en la calle La Milagrosa de Las Charcas.

Manifestó que aunque la iglesia lleva de nombre “Iglesia de Dios Pentecostal” se habla más del diablo que de Dios. 

Además explicó que por el alto volumen que sale de esa iglesia, ha llamado a las autoridades del 9-1-1 y los mismos han ignorado su reclamo.

Enfatizó en que si hubiese tenido un fusil, hace tiempo que dispararía contra “los bullosos cristianos que no lo dejan dormir”. Finalmente, el abogado maldijo a las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente. 

Comparte la Noticia: