Azua, RD.-Residentes del sector La Cañada del Concón denuncian las diversas problemáticas que les afectan, entre ellas una pared del liceo Gastón Fernando Deligne, dos postes del tendido eléctrico y la falta de agua potable, luego de que las tuberías fueran arrastradas por los torrenciales aguaceros provocados por el recién pasado disturbio tropical.

La Cañada del Concón ha sido bautizada por sus moradores como “zona olvidada”, ya que carecen de todo, incluyendo el mal estado de las calles, convertidas en zanjas y hoyos.

En reclamo por la mejoría de su sector, señalaron cómo los aguaceros destruyeron la pared del citado liceo, la cual representa un gran peligro.

Informaron los residentes que al no contar con el tendido eléctrico, producen la iluminación de sus casas a base de alambres de aluminio.

Explicaron cómo se desborda el agua de la cañada, ya que la misma no ha sido engavionada por las autoridades correspondientes.

Comparte la Noticia: