De arquitectura  imponente. Es uno de los símbolos del catolicismo en Azua

En él está el reloj público que tiene más de cien años dando la hora, en punto con sus campanas de bronce, y que una vez, las primeras, eran de cristal. Este campanario también fue usado como trinchera en la Guerras y Revoluciones que se sucedieron a principios del siglo XX.

En especial el pleito librado en el año 1912 en Azua. Donde la figura de Luís Felipe Vidal cobra trascendencia histórica.

Pozo de Agua (1894).

Este histórico pozo, que se encuentra en el Parque Juan Pablo Duarte, frente a la Iglesia Nuestra Señora de Los Remedios, fue mandado a construir por el dictador Ulises Heureaux (Lilís), “quien el 23 de septiembre del 1890, envía al párroco de Azua, Don Pedro Ramón Suazo, la suma de dos mil pesos para su construcción en la parte céntrica de la ciudad. Se inauguró en 1894 y durante más de veinte años, suplió las necesidades de agua de casi toda la ciudad de Azua”.

En 1918, durante la intervención norteamericana al país, el pozo fue sellado con una gruesa capa de cemento. En el año 1992 durante la realización de trabajos remozamientos del parque por el Ayuntamiento Municipal, fue nuevamente localizado y destapado, convirtiéndose en una valiosa atracción para azuanos y visitantes. Este pozo forma parte de nuestro centro histórico, como patrimonio.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.