Algunos han interpretado la indumentaria como un “gesto de apoyo” del monarca británico a Grecia en la larga disputa museística con el Reino Unido. Sin embargo, Buckingham asegura que la corbata “es simplemente una de su colección actual”.

El monarca del Reino Unido, Carlos III, apareció en la conferencia de la ONU sobre el clima en Dubái luciendo una corbata de color azul y blanco y un diseño de cruces que recordaba los colores y símbolos de la bandera griega. La situación tuvo lugar después de que se intensificara la disputa diplomática que mantienen Londres y Atenas a raíz de las esculturas del Partenón.

Con la misma corbata, el monarca se reunió posteriormente con Rishi Sunak, una de las principales caras del conflicto, ya que a principios de esta semana el primer ministro británico canceló abruptamente una reunión prevista con su homólogo griego, Kyriakos Mitsotakis, después de que este reiterara su petición de que las esculturas del Partenón, conocidas en el Reino Unido como los Mármoles de Elgin, sean devueltas a Atenas.

"Lo convierte todo en basura": líder opositor británico explica por qué Sunak "tiene el toque inverso de Midas"

“Lo convierte todo en basura”: líder opositor británico explica por qué Sunak “tiene el toque inverso de Midas”

Grecia ha pedido en repetidas ocasiones al Museo Británico que devuelva de forma permanente estas esculturas de 2.500 años de antigüedad, que el diplomático británico Thomas Elgin extrajo del templo ateniense del Partenón a principios del siglo XIX. Los desacuerdos sobre la propiedad de las esculturas han sido motivo de largas disputas entre los países.

No está claro si el rey, cuyo difunto padre, el príncipe Felipe, nació en la realeza griega, quería dar algún mensaje con su atuendo, pero un portavoz del Palacio de Buckingham declaró a Bloomberg  que “la corbata que Su Majestad llevaba hoy es simplemente una de su colección actual”.

El diario Greek City Times cree que la corbata elegida podría interpretarse como un “gesto de apoyo” del rey a los griegos. “El rey Carlos III parece haberse posicionado eligiendo un mensaje obvio, quizás mucho más poderoso que cualquier declaración”, señala la publicación.

Sin embargo, el rey lució la misma corbata durante la visita del presidente surcoreano Yoon Suk-yeol a Londres la semana pasada. El accesorio fue confeccionado por el fabricante de corbatas Pagoni, con sede en Atenas, según el periódico.

Comparte la Noticia: