Dr. Octavio Féliz Vidal, Terapeuta Familiar y Sexual

Algunos sistemas familiares son expertos en crear distancias emocionales. Quien ha vivido en una familia así sabe tomar distancia. Se sabe  encojer; que sería recogerse, aislarse y desvincularse de la persona con la que tiene un conflicto. No enfrenta adecuadamente el conflicto, no pide aclaración, en buen dominicano se recoge, con enojo e ira y sin comunicar verbalmente lo que siente. Deja que su actitud y mensajes corporales hablen.

Tomar distancia se utiliza para bajar la ansiedad y para mandar mensajes. Toda conducta tiene un valor comunicacional,  o sea, que cuando alguien se aleja de una persona su distancia lleva consigo un mensaje que el otro recibe.

El extremo de la distancia emocional es el radical corte emocional. Bowen es el pionero de como manejamos la emocionalidad en la familia. Algunos padres se molestan con un hijo y deciden no tratarlo como hijo. “Ya moriste para mí”. Pueden pasar años para una reconciliación o puede llegar la muerte de uno, sin que arreglen su corte emocional.

Cuando un padre o una madre hace cortes emocionales frecuentes con su familia de origen, amistades o hijos: enseña a sus propios hijos estas pautas, que luego llevarán a su familia nuclear y la pueden repetir con su pareja. Tienen poca tolerancia al conflicto. Manejan poco el perdón y sus respuestas para bajar la ansiedad es la lejanía o el corte emocional. Pueden tener dificultades en conservar relaciones, incluyendo las de pareja.

Al definir mejorar distancias emocionales con un familiar u otra persona, lo primero que hay que saber es que el acercamiento empieza a generar ansiedad en ambos. Se debe ir lentamente, un acercamiento gradual. Acercarse, alejarse y volver. Pero debe ser un proceso sistemático, sin prisa, puede tomar meses y años. 

Resolver distancias y cortes, nos permite tomar control de nuestras vidas. No permitimos que el pasado controle nuestro presente. Así,  podemos tener relaciones más cálidas, eliminamos el miedo al abandono y frente a los conflictos vemos diferentes alternativas y no sólo la tubular decisión automática de tomar distancia o de realizar un corte radical en las relaciones, como lo es el corte emocional.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.