En un sondeo económico sobre los carburantes, en el que decidimos investigar sobre su costo, precio e impuestos, nos dimos cuenta que la República  Dominicana ocupa el tercer lugar de los países de América Latina en tener los impuestos más altos a los combustibles, generando un sobrecosto en perjuicio de los usuarios por RD$44,887.2 millones.

Cada galón de la gasolina premium que se vende en el país está gravado con 2.06 dólares (RD$104.29), carga impositiva que es solo superada por la que aplica Argentina (US$2.18) y Uruguay (US$2.53), economías mucho más grandes que la nuestra.

En el caso de la gasolina y el diesel regular pasa lo mismo. La carga impositiva de cada galón es casi el doble a la que aplican nuestros competidores regionales de El Salvador, Guatemala, Honduras, y Nicaragua, dejando en desventaja a las fuerzas productivas locales y la ciudadanía en general.

“Radiografía e Incidencia de los Combustibles en la República Dominicana”, elaborado por Antonio Ciriaco, vicedecano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, nos secunda la información.

De acuerdo a nuestro análisis como economista, los impuestos y márgenes de ganancias aplicados a los carburantes generan un sobrecosto anual de RD$11.215 millones para los consumidores de gasolina premium, y de RD$10,284 millones a los de gasolina regular.

Los compradores del diesel óptimo pagan un sobrecargo de RD$2,779 millones, y  del regular RD$8,159 millones. 

La mayor carga la tienen los de GLP, con RD$12,449 millones al año.

El GLP es el combustible más demandado en el país, con un total de 475.4 millones de galones consumidos al año.

 Le siguen el gasoil regular con 220.7 millones y la gasolina premiun con 169.5 millones.

Por: Henry Valdez, M.A.

Comparte la Noticia:

Por Economía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.