El funcionario fue el ministro de Justicia del Gobierno de Jair Bolsonaro.

El gobernador del Distrito Federal (DF), Ibaneis Rocha, destituyó este domingo al secretario general de Seguridad Pública, Anderson Torres, tras la toma violenta de los bolsonaristas al Palacio de Planalto, la sede del Congreso y del Tribunal Supremo.

“Determiné la destitución del Secretario de Seguridad del DF, al mismo tiempo que puse en las calles a todos los cuerpos de seguridad, con la determinación de detener y sancionar a los responsables. También solicité apoyo al gobierno federal y puse a su disposición el GDF”, escribió el gobernador en sus redes sociales.

Torres, quien se desempeñó como Ministro de Justicia durante el anterior gobierno de Jair Bolsonaro, se encontraría en EE.UU. al igual que el exmandatario, según algunos reportes de la prensa local.

La destitución del funcionario se produce después de que grupos radicales del bolsonarismo, que piden una intervención militar para derrocar al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, rompieran los cordones de seguridad que dan acceso a la Esplanada dos Ministérios, en Brasilia, donde se han producido enfrentamientos de manifestantes con la Policía.

Más temprano, el ministro de Justicia, Flavio Dino, condenó la actitud de los grupos radicales y aseguró que el “absurdo intento de imponer la voluntad por la fuerza no prevalecerá”. Asimismo, adelantó que todas las fuerzas de seguridad están trabajando para retomar el control de la situación, tras recalcar que el Gobierno del DF se ha comprometido a que “habrá refuerzos”.

Según reportes locales, las fuerzas de seguridad ya han retomado el control del Palacio de Planalto y aseguraron las instalaciones del Supremo Tribunal Federal, pero los bolsonaristas continúan agrupados en las inmediaciones del Congreso Nacional.

El ministro jefe de la Secretaria de Comunicación Social de la Presidencia, Paulo Pimenta, afirmó que la manifestación proviene de “una minoría golpista” que incita a la violencia.

“Estamos seguros de que la mayoría del pueblo brasileño desea la unidad y la paz en estos momentos para que Brasil pueda avanzar. Esta manifestación es de una minoría golpista que no acepta el resultado de las elecciones y que predica la violencia. Una minoría violenta, que será tratada con el rigor de la ley”, tuiteó.

Comparte la Noticia: