Cuando el dolor es frecuente en las relaciones de pareja y el engaño es una nota distintiva se pone en peligro la relación. 

Sin embargo, hay personas que aún sometidos a dolor constante y abuso, entran en codependencia emocional y no logran salir de relaciones destructivas y repiten ciclos de reconciliaciones y nuevos abusos.

Entran en una agonía por el dolor emocional crónico y la necesidad sentimental hacia alguien que tiene pautas de abuso que se repiten y que corresponden a personalidades poco empáticas, abusivas y narcisistas.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.