El presidente del Partido Liberal emitió un video en el que condena los hechos realizados por partidarios del expresidente.

El presidente de la fuerza política que postuló a Jair Bolsonaro para su reelección desligó su responsabilidad de los disturbios que ocurrieron este domingo en la capital de Brasil, protagonizados por simpatizantes del expresidente. 

Valdemar Costa Neto, quien encabeza el Partido Liberal, emitió un video a pocas horas después de que cientos de bolsonaristas invadieran los edificios de los tres poderes del Estado en Brasilia, tras enfrentarse con la Policía y transgredir los cordones de seguridad.

MINUTO A MINUTO: Bolsonaristas invaden las sedes de los tres poderes del Estado en Brasil

MINUTO A MINUTO: Bolsonaristas invaden las sedes de los tres poderes del Estado en Brasil

Al respecto, el dirigente de la agrupación política condenó las “depredación del Consejo Nacional” y describió los hechos como un “día triste para la nación brasileña”.

“Este movimiento es una vergüenza para todos nosotros y no representa a nuestro partido ni a Bolsonaro”, declaró Costa Neto en referencia a los disturbios que ya han sido condenados por varios líderes mundiales, desde América Latina hasta la Unión Europea y Estados Unidos.   

Asimismo, sostuvo que solo las manifestaciones “ordenadas” son legítimas aludiendo a las marchas de los partidarios de derecha que se llevaron a cabo tras las elecciones presidenciales. “El desorden nunca ha sido parte de los principios” de la nación, añadió.

Bolsonaro, que no ha reconocido firmemente su derrota en los comicios del pasado 30 de octubre, no participó el pasado domingo en la investidura de su sucesor, y viajó dos días antes del acto a Florida (EE.UU.).

Hace unos días, el bloque de diputados del izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL) de Brasil, espacio aliado al nuevo presidente de la nación, Luiz Inácio Lula da Silva, pidió a la Justicia la detención preventiva del líder de la ultraderecha, por sus presuntos ataques “contra la democracia”, citando la divulgación de noticias falsas sobre el sistema electoral y la ausencia del reconocimiento de la derrota en la votaciones como medios para mantener “activa deliberadamente a su base radicalizada“.

Comparte la Noticia: