Una compleja etapa para los padres y desconcertante para los jóvenes, se inaugura con la adolescencia. El proceso de definiciones va conformando al futuro adulto.

No todos los jóvenes tienen los mismos conflictos y problemas. Tampoco todos tienen, el mismo tipo de familia. Algunos vienen de familias disfuncionales, con problemas de pareja y disciplina caótica y punitiva. Otros, de hogares más estables. El entorno social también los afecta.

En la adolescencia pueden aparecer diferentes situaciones como los trastornos alimentarios, baja autoestima, el cutting y el bullying.

La adolescencia requiere padres que conozcan esta etapa, que no sean autoritarios, que negocien con sus hijos, con una disciplina que combine la Firmeza y el Amor.

Debemos estar atentos a sus sentimientos, a sus conflictos de identidad, a sus cambios de ánimo. Es un acompañamiento en una etapa que es un reto para padres e hijos.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.