Varios de ellos afirman que ni saben a dónde lo van a llevar

Azua, RD.- Aunque los habitantes de los Güiros en el distrito municipal de Tábara Abajo, no cuentan con agua potable y tampoco energía eléctrica, la mayoría manifiesta que eran  felices aunque fuera criando chivos y  sembrando limón.

Sin embargo, la construcción de la Presa de Monte Grande no solo ha significado un cambio en los moradores de este pueblo, sino que se ha convertido en un ente de preocupación. 

Señalan que los encargados de esa obra, les prometieron ser desalojados antes de iniciar la construcción de un túnel con el fin de desviar el río, pero no fue así.

“Yo fui al lugar donde están construyendo la presa  y le pregunté que donde  estaba la nueva casa donde me van a llevar y una mujer me enseñó un plano y me dijo ‘mire ésta es su casa’ entonces yo le dije ‘si esa es mi casa entrégueme la llave’, porque un plano no es una casa” manifestó Gladis María Vargas.

En tanto que Aquilina de la Cruz una anciana de más de 100 años,  asegura que si desvían el río sin sacarlos  de Los Güiros, todos morirán. “Nos quieren matar. Sí, nos van ‘ahogar’, ellos no conocen ese río más que yo. Pues soy nacida y criada al lado de este río  Yaque del Sur y yo sé cómo se pone en tiempo de ciclón”.

En tanto que los  agricultores de esta comunidad se quejan de que le han invadido sus  parcelas, prohibiéndole  sembrar productos a largo plazo, ” si no nos han reubicado y no prohíben sembrar, entonces  vamos a morir de hambre”.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.